martes, 11 de noviembre de 2014

TRAS CRUZAR LA META DE LA BEHOBIA SAN SEBASTIAN 2014

Transcurridos dos días desde la Behobia / San Sebastián 2014, sólo nos quedan los cuádriceps, isquios, gemelos, etc. cargados y los recuerdos.



La sobrecarga muscular en dos días ni nos acordaremos de ella pero los recuerdos será difícil que se nos olviden tan pronto.

Es una carrera símplemente espectacular desde su inicio hasta su final, desde que llegas a Behobia y palpas el ambiente que ahí se vive, nervios, entusiasmo, gente calentando como loca porque va a intentar hacer la carrera del año y los músculos tienen que estar preparados para que cuando den la salida salir a tope, otros bailando y disfrutando del buen hacer de los spikers con su música.

Estos mismos se encargan de ponernos la piel de gallina cuando llega la hora de la verdad, la hora de empezar a comerse los 20 kilómetros que separan Behobia de Donostia.

Las calles de Irún a rebosar, la subida de Gaintzurizketa, la bajada con el pirata, su rock y su buen rollo.


El cambio de recorrido hacía que pasáramos por Rentería, y el paso por sus calles fue increible, gente, gente y gente animándote como si fueras el que iba el primero en soliario, esta gente saben de ésto y se nota, al que más jodido ven a ese es al que más animan.

La subida a Capuchinos y la siguiente subida de Miracruz se hicieron más fáciles con el apoyo de la gente que, también ahí, estaban animando.

Y que contar de la entrada a Donosti, eso hay que vivirlo, no se puede explicar con palabras.

Después tocó volvernos a juntar todos e ir a celebrarlo a Sidrería Iruin, gracias por ser como somos. 




Y para acabar dar la enhorabuena a TOD@S por sus carreras a esos cuatro magníficos que entraron de la mano juntitos y parando el crono en una hora y diecisiete minutos, a Edu por ser su primera Behobia y hacerlo tan bien, a Antonio, Chema, Txori y a todos los que también fue vuestra primera Behobia y disfrutásteis mogollón, a esas chicas que da gusto ir con vosotras a cualquier lado, a esos acompañantes que ahí están todos los años dando ánimos y pasándoselo en grande, en fin que somos muy grandes.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada